Welcome to My Blog

. Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria” – Isaías 60:1-2
¡Bienvenidos a mi página en la Red! Como hijo Dios, tengo un propósito profético, encomendados por el Señor, de anunciar y testificar el Señorío de Cristo y la restauración de todas las cosas, siendo Él el todo en todo y en todos. he encontrado en este espacio cibernético una oportunidad de compartir contigo lo que he recibido, como una celulita en el gran Cuerpo mundial de Jesucristo. Al navegar por estas páginas encontrarás reflexiones que edificarán tu vida palabras de consuelo y de amor que vienen directamente del corazón de Dios, las cuales podrás ver Es mi oración al Dador de toda buena dádiva, que mi sitio edifique tu vida espiritual
¡Eres bienvenido! Soy tu hermanos!

jueves, 16 de julio de 2009

LA UNIVERSIDAD DE DIOS


LA UNIVERSIDAD DE DIOS

Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos. (1 Cor. 3: 19).

En sus esfuerzos por prepararse para ser colaboradores de Dios, frecuentemente los hombres se colocan en situaciones que los inhabilitan para ser moldeados y plasmados como el Señor quisiera. De esta forma, como sucedió con Moisés, no se les encuentra la semejanza divina. Al someterse a la disciplina de Dios, Moisés se convirtió en un vaso santificado a través del cual pudo trabajar el Señor. No vaciló en cambiar su camino por el camino del Señor, aunque llevara por senderos extraños, aún no trillados. . .

No fueron las enseñanzas de las escuelas de Egipto las que capacitaron a Moisés para triunfar sobre sus enemigos, sino una fe permanente, una fe firme, una fe que no fallaba frente a las más angustiosas circunstancias. . . Moisés actuaba como viendo al invisible.

Dios no busca hombres de educación perfecta. . . El Señor quiere hombres que aprecien el privilegio de ser obreros suyos, que lo honren con una obediencia absoluta a sus requerimientos sin tener en cuenta teorías previamente inculcadas.

Muchos que buscan eficiencia para la elevada obra de Dios perfeccionando su educación en las escuelas de los hombres, encontrarán que han fallado en aprender las lecciones más importantes que el Señor quiere enseñarles. Al descuidar someterse a los llamados del Espíritu Santo, al no vivir en obediencia a todos los requerimientos de Dios, su eficiencia espiritual se ha debilitado... Al ausentarse de la escuela de Cristo, han olvidado el sonido de la voz del Maestro, y él no puede dirigir su rumbo. Los hombres pueden adquirir todo el conocimiento que un maestro humano imparta; pero Dios requiere de ellos una sabiduría aún mayor. Como Moisés, deben aprender mansedumbre, humildad de corazón, y desconfianza de sí mismos.

Nuestro propio Salvador, soportando la prueba por la humanidad, reconoció que por sí solo no podía hacer nada. Debemos también aprender que no hay fuerza en la humanidad sola.

El hombre llega a ser eficiente solamente cuando es hecho participante de la naturaleza divina (Fundamentals of Christian Education, págs. 345-347).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz;
Y por ello te vendrá bien.

Related Posts with Thumbnails

QUIERES SEGUIR ESTE BLOGS??